La Asociación francesa de charcuteros (FICT) ha decidido abandonar la interprofesión francesa del porcino (Inaporc). Desde hace meses había grandes tensiones entre ambas organizaciones. Los charcuteros se quejan de que Inaporc no ha considerado sus demandas y no ha reconocido el esfuerzo de información al consumidor que han realizado.

Según FICT, el 80% de la carne de porcino usada por los charcuteros franceses es de origen francés. Esta cifra podría ser mayor si no existiera un déficit estructural en Francia, de ciertas piezas necesarias para la fabricación de sus productos.

FICT fue fundada en 1924, representa a 295 establecimientos que emplean a 37.000 personas y generan una facturación de 6,7 millones de euros para una producción de 1,2 millones de toneladas.

Los charcuteros han propuesto:

– Ayuda a los ganaderos con dificultades para reestructurar sus explotaciones.

– Revalorizar el sacrificio del cerdo.

– Seguir mejorando la calidad de la carne para desarrollar una oferta competitiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.