Países Bajos aumenta la exportación de animales vivos, pero descienden en sacrificios

Los comerciantes de ganado de los Países Bajos aumentaron el pasado año las exportaciones de cerdos vivos al extranjero. En particular, se ampliaron las exportaciones de cerdos para sacrificio a Alemania. Las exportaciones de lechones se mantuvieron estables en general, aunque aumentaron las exportaciones a España y Rumanía.

Según datos preliminares de la Agencia Holandesa de Empresas (RVO), las exportaciones en 2023 fueron de alrededor de 7,09 millones de cerdos, lo que refleja un aumento de 70.800 animales o un 1% en comparación con el año anterior. Año en que las mismas exportaciones cayeron en 500.000 cerdos o un 6,7%.

Aumento de los envíos de cerdos para sacrificio a Alemania

Con algunas excepciones, todos los cerdos se comercializaron dentro de la UE. La exportación de cerdos cebados fue la principal responsable del aumento de los envíos. En comparación con 2022, éste aumentó de un total de 83.500 animales o un 10,2%, hasta las 901.500 cabezas fueron enviadas principalmente a Alemania, que aumentaron significativamente en un 47,3% hasta los 815.800 cerdos listos para el sacrificio. Otros países de la UE, incluidos Bélgica, Polonia, Italia y España, recibieron significativamente menos cerdos para sacrificio de los Países Bajos que en 2022.

2 millones de lechones para España

La importante exportación de lechones de los Países Bajos también registró un aumento en comparación con 2022. Sin embargo, sólo aumentó en 16.300 animales o 0,3%, totalizándose en 5,71 millones de lechones. También en este caso Alemania fue mayor destinatario con alrededor de 2,88 millones de lechones, pero las cuales suponen una disminución de 65.500 animales o un 2,2%. La caída de las ventas de lechones holandeses a Bélgica, Polonia e Italia fue aún más pronunciada, algunas de las cuales se redujeron a más de la mitad. Sin embargo, éstas caídas se vieron compensados por el aumento del 17% de las exportaciones de lechones a España, totalizándose en casi 2 millones de lechones. Además, las ventas en Rumanía aumentaron un 12%, hasta los 173.300 animales.

Disminución de las ventas de cerdas para sacrificio

Sin embargo, la exportación de cerdas holandesas para sacrificio ha disminuido. Sus ventas a otros países de la UE cayeron alrededor de 42.000 animales o un 8,7%, hasta 441.000 cerdas, en comparación con 2022. Aunque los envíos a Alemania aumentaron un 3,4%, hasta casi 206.000 animales, las ventas a España e Italia cayeron notablemente. Croacia siguió siendo el 2º cliente más importante de los holandeses, con alrededor de 140.300 cerdas. Por el contrario, las ventas de cerdas reproductoras experimentaron un repunte y aumentaron en comparación con 2022 en más de la mitad, hasta los 38.600 animales. España reemplazó a Alemania como el cliente más importante con 13.400 cerdas reproductoras entregadas a España y 11.400 a Alemania, suponiendo un aumento de casi un 50% en ambos casos.

El sacrificio registró un descenso del 6%

Una consecuencia del ligero aumento de las exportaciones de animales vivos, pero sobre todo de la reducción del censo, fue que, según datos preliminares de la RVO, el sacrificio de cerdos en los Países Bajos disminuyó significativamente en comparación con 2022, en 944.000 animales o un 6%, hasta las 14,75 millones de cabezas.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.