En Polonia cada vez más granjas porcinas están cerrando, sobre todo de productores de lechones. Para contrarrestar esta tendencia, el Gobierno nacional ha presentado un paquete de ayuda para los productores nacionales de lechones, a través del cual se puede financiar un máximo de 10 lechones por cerda y un máximo de 5.000 lechones o 500 cerdas por explotación con hasta 218€/animal.

Al gobierno polaco le preocupa que la producción porcina nacional colapse e intenta estabilizarlo con un paquete de ayuda de 87,1 millones de euros, según informó la semana pasada el ministro de Agricultura, Henryk Kowalczyk.

Apoyo principal hacia las pequeñas granjas

Según anunció el Departamento de Agricultura de Varsovia, se apoya un máximo de 10 lechones/cerda y un máximo de 5.000 lechones o 500 cerdas por explotación. Dichos límites se establecen para garantizar que la ayuda beneficie principalmente a las empresas más pequeñas que están particularmente amenazadas por las tareas operativas. Además, el máximo a recibir por cerda es de 218€, y para ello, la reproductora debe de estar registrada durante el periodo del 15 de abril al 15 de noviembre de 2021 y la explotación activa ante las autoridades antes del 15 de noviembre.

Objetivo: estabilizar el sector porcino

Según Kowalczyk, el gobierno quiere contrarrestar la tendencia de los últimos meses, que cree que es inquietante, ya que durante el período, muchos productores de lechones han abandonado la producción debido a la persistente y desenfrenada PPA y a los precios mínimos históricos de los lechones. La medida sienta las bases para una estabilización del sector en tiempos difíciles actuales y para el posterior desarrollo y expansión de la producción de lechones nacionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.