De acuerdo con el USDA, vuelve a estar en línea mayor capacidad de procesamiento de carne de cerdo en los EE.UU. a medida que las plantas aumentan lentamente sus operaciones.

El USDA anunció esta semana que a partir del 9 de junio, las instalaciones de carne de cerdo están funcionando al 95% de su capacidad promedio en comparación con 2019, a medida que las plantas aumentan sus operaciones. Esto se produce tras la orden ejecutiva del presidente Trump el 28 de abril de que las plantas de carne permanezcan abiertas. Sin embargo, numerosos informes sugieren que las plantas cárnicas de EE.UU. siguen sufriendo casos de COVID-19 entre sus trabajadores.

Según el Consejo Nacional de Productores de Carne de Cerdo, la capacidad de procesamiento de carne de cerdo en los EE.UU. a principios de mayo disminuyó casi un 40%, ya que las plantas tuvieron problemas con casos de COVID-19 entre el personal de la fábrica. Como resultado, la producción de carne de cerdo en abril bajó un 11% interanual.

Recientemente, los futuros de carne magra en EE.UU. han caído a pesar de un aumento en el ritmo de sacrificio, a medida que las plantas comienzan a sacrificar la acumulación de cerdos que se produjo durante el cierre de las plantas. La cifra estimada de sacrificio de cerdos del USDA para la semana que terminó el 10 de junio fue de 1.339.000 cabezas, un 7% más que la semana anterior, pero un 6% menos que el año pasado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.