El periodo de aplicación del Plan es de 6 años (2021-2026), si bien se establece que todos los proyectos, planes de acción e iniciativas deberán estar diseñados y planteados antes de que finalice 2023. Se pretende que el Plan permita la creación de 800.000 nuevos empleos, y para todo ello se asignarán unos recursos financieros mínimos de 72.000 millones de euros.

Es evidente que dicho Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española representa una valiosa y extraordinaria plataforma y oportunidad para cualquier sector económico que proyecte abordar e impulsar un “auténtico proceso de recuperación o bien de transformación y desarrollo sostenible”.

Pero es igualmente evidente que las posibilidades de éxito, eficacia, e incluso viabilidad del Plan serán mayores mientras mayores sean la participación activa y el compromiso real y convencido de los diferentes sectores económicos en dicho Plan, en todos sus “Ejes Transversales”, en sus “Políticas Palanca” y en sus “Proyectos y Líneas de Acción”.

Es decir, para garantizar la aplicabilidad, el éxito y la eficacia del Plan propuesto por el Gobierno de España, parece imprescindible contar con estos 3 elementos:

  • Un marco estratégico integral y perfectamente diseñado: ya existente porque es el configurado por el Plan aportado por el Gobierno.
  • Unos suficientes apoyos institucionales, regulatorios y financieros: ya previstos en el Plan aportado por el Gobierno junto a otros disponibles en otros ámbitos.
  • Un compromiso real y una participación activa de los sectores económicos integrantes del “Sistema Económico Nacional”, tanto en las fases de planificación como en los de ejecución de los proyectos y actuaciones que se contemplen como desarrollo del Plan.

Las 7 claves:

  • Fortaleza Económica: El sector porcino como motor de la recuperación y transformación de la economía española.
  • Cohesión social y territorial: El sector porcino, clave en la lucha contra la despoblación
  • El papel principal de la mujer en el sector porcino: Contribución a una España “sin brecha de género”.
  • El sector porcino como impulsor de la “España Digital”.
  • La apuesta del sector porcino por una “España Verde”: Unidos para frenar el cambio climático.
  • Un modelo de producción enfocado en el bienestar animal.
  • Cuidando al consumidor: Alimentos saludables, seguros y nutritivos.

A continuación puede visualizar el informe completo:

Descargar (PDF, 3.95MB)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.