El sector porcino se enfrenta a unos años de adaptaciones y cambios con la progresiva introducción de nuevas exigencias a las explotaciones. Hasta un total de 11 nuevas obligaciones deberán cumplir las granjas en los próximos 2 años, fruto de las normativas establecidas por el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació (DARP), el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Unión Europea.

Durante este año 2020, las granjas han tenido que cumplir con 5 nuevas exigencias (el uso del GPS para la aplicación del purín, la prohibición de la aplicación del purín con abanico, el uso del conductímetro en la aplicación del purín , la detección de fugas en las balsas de purines y la Declaración Anual de Nitrógeno (DAN) y antes de que finalice el año, deberán haberse adaptado a dos nuevas obligaciones más (asesor de fertilización y código de buenas prácticas).

En 2021 será de obligado cumplimiento la aplicación de las mejores técnicas disponibles (MTD’s) y la presentación del Balance de Nitrógeno de Granja (BNG). El 2022 será obligatoria la formación obligatoria de los trabajadores mediante cursos de una duración mínima de 20 horas.

Nuevas exigencias establecidas para los próximos años:

Antes de finalizar el año 2020:

  • Disponer de un asesor de fertilización: Obligatorio para las explotaciones con más de un 50% de tierras del plan en Zonas Vulnerables-A.
  • Código de buenas prácticas: EL DARP deberá publicarse antes del 25 de julio.

2021

  • Aplicación de las mejores técnicas disponibles (MTD’s): Será de obligado cumplimiento a partir del 21 de febrero.
  • Balance de Nitrógeno en Granja (BNG): Será obligatorio para las explotaciones que tengan una reducción de nitrógeno a través de la alimentación por los niveles 1, 2 y 3a. También los 3b finalizados con posterioridad a enero de 2018.

2022

  • Formación obligatoria de los trabajadores: Deberán realizar cursos de una duración mínima de 20 horas.
  • “Sistema Integral de Gestión de Explotaciones (SIGE)”: Obligatorio para todas las Expotación según normativa española.

La nueva ley de sanidad europea se aplicará el 21 de abril de 2021

El nuevo Reglamento se adoptó el 9 de marzo de 2016, se publicó el 31 de marzo de 2016 y se aplicará a partir del 21 de abril de 2021. La normativa mejora las normas sobre salud animal y crea un sistema común para detectar y controlar las enfermedades y combatir los riesgos de seguridad para la salud, la alimentación y los piensos.

Esta nueva legislación sobre sanidad animal consolida en un único marco una serie de disposiciones ya existentes, como:

  • La exigencia para los Estados miembros de establecer planes de contingencia para hacer frente a determinadas enfermedades
  • El establecimiento de normas específicas para las vacunaciones y medidas de control en caso de sospechas o brotes confirmados de una enfermedad
  • Las normas y requisitos para países no pertenecientes a la UE relativas a las importaciones y exportaciones de animales
  • Los procedimientos que se deben seguir en caso de urgencia, que garantizan que haya una respuesta rápida y coherente en todos los Estados miembros de la UE.

Uno de los puntos más destacados de esta normativa es el establecimiento de un reforzamiento en la prevención mediante medidas de bioseguridad, vigilancia, vacunas, enfermedades emergentes y de resistencia anti microbiana.

En relación a las enfermedades, establece varias categorías:

  • La categoría A, se refiere a las enfermedades más graves y, éstas, se deben controlar en el caso de que haya un brote, como la PPA, la PPC y la fiebre aftosa.
  • La categoría B, enfermedades que se deben erradicar, no son tan drásticas: tuberculosis, brucelosis y la rabia.
  • La categoría C, son las de erradicación opcional: la lengua azul o enfermedad de Aujeszky, muy propia del porcino.
  • La categoría D y E se refieren a las enfermedades menos graves.

Fuente: Porcat

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.