La Comisión aprobó el pasado  23 de marzo el Reglamento de Ejecución 2022/470 por el que se concedían ayudas a dicho almacenamiento privado de carne de porcino ante la difícil situación de mercado por la ralentización de las exportaciones a China, la propagación de la Peste Porcina Africana en la UE y las restricciones por la Covid-19.

El sector español de porcino ha solicitado finalmente el almacenamiento privado de 7.724 toneladas de carne desde que el pasado 25 de marzo se abriera el plazo de presentación de solicitudes y que ya ha acabado. Se trata de la 3º cifra más alta tras la de Países Bajos (12.512tn) y Dinamarca (9.935tn), según el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Alemania ocupa el 4º lugar en peticiones, con 7.380tn, seguida de Polonia (5.200tn) y Francia (1.246tn). De las solicitudes europeas (47.541tn en total), 29.300tn corresponden a jamones deshuesados, 6.908tn a panceta deshuesada, 3.067tn a jamones, 3.353tn a centros deshuesados, 2.122tn a tocino, 1.540tn a panceta; 580tn a chuleteros, 400tn a medias canales, 172tn a paletas y 100tn a partes delanteras.

De las 7.724tn correspondientes a España, 4.491tn corresponden a jamones deshuesados, 1.583tn a panceta deshuesada, 600tn a centros deshuesados, 400tn a medias canales, 310tn a tocino, 260tn a jamones, 60tn a panceta y 20tn a paletas.

Tanto en España como en el conjunto de los países comunitarios el periodo de almacenamiento más corto, el de 60 días, ha sido el más solicitado, frente al de 90, 120 y 150 días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.