El informe elaborado por ICEX tiene por objeto el estudio del sector cárnico porcino en México. Para ello se procede a un análisis de la oferta local, la demanda interna y los intercambios comerciales registrados a partir de cifras oficiales facilitadas por instituciones públicas y asociaciones sectoriales. Asimismo, se ha entrevistado a diversos especialistas del sector para disponer tanto de información cuantitativa como cualitativa.

Desde que se autorizaron las primeras plantas españolas para la exportación de carne de cerdo en agosto de 2016, se ha registrado un creciente volumen de ventas por parte de nuestro país; especialmente en 2018, cuando, como consecuencia de sus desavenencias comerciales con Estados Unidos, se establecieron cupos libres de arancel por parte de México.

En el cómputo global de 2019, España representó el 4º origen de las importaciones mexicanas de carne de porcino, con 1,6 millones de toneladas y un valor de 3,25 millones de dólares estadounidenses, siendo su principal cliente la industria transformadora cárnica. Los tres primeros proveedores de México son: Estados Unidos, con una cuota superior al 80 % de los 1.800 millones de USD y 1,15 millones de toneladas registrados en el último año; Canadá, con una participación en torno al 18,5 %, tanto en valor como en volumen; y Chile, que representó el 0,5 % en valor y el 1,1 % en volumen de las importaciones totales en 2019.

A pesar de contar con unos niveles de producción y exportaciones crecientes en los últimos años, fruto de la mejora genética de sus cabañas, los avances tecnológicos y la progresiva integración vertical de los operadores, México sigue siendo importador neto de los productos considerados en el estudio, y se muestra fuertemente dependiente de las compras a sus vecinos del norte para poder atender su demanda interna.

Las barreras arancelarias existentes, así como la fuerte competencia en precios de los porcicultores estadounidenses y canadienses, son identificados como los principales escollos que dificultan el incremento de las ventas españolas a México.

Con la futura entrada en vigor de la Modernización del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM), y el progresivo desmantelamiento arancelario que conlleva en un plazo de 5 y 7 años para la mayoría de las fracciones arancelarias incluidas, se abre a largo plazo un abanico de oportunidades comerciales que bien podrían explotar las procesadoras y mataderos españoles.

Puede acceder al informe completo en el siguiente enlace: www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/estudios-de-mercados-y-otros-documentos-de-comercio-exterior/DOC2020862812.html

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.