Los socios del proyecto Go Fertirriego, centrado en el cultivo con fertirrigación de alcornoques para la producción de corcho, han adelantado en una jornada informativa celebrada en el vivero de Rueda Chica en Pueblonuevo del Guadiana (Badajoz), los avances en innovación del grupo de trabajo. El objetivo es cambiar el modelo actual probando las posibilidades del alcornoque para intentar obtener mayor cantidad de corcho y de más calidad.

Se trata de un proyecto piloto que propone innovar con el cultivo intensivo de este árbol a través de un sistema de riego con fertilizantes o nutrientes que busca optimizar el resultado. La empresa Jogosa lidera esta iniciativa, de la que también son socios la Asociación de Propietarios de Monte Alcornocal de Extremadura (APMAE) y Administraciones Rurales.

El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), la Universidad de Évora y la empresa TRAGSA participan en el proyecto como miembros subcontratados. Así mismo, colaboran en Go Fertirriego las empresas DIAM Corchos y Cortiçeira AMORIM, junto a administraciones como la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y los servicios de regadíos y ayudas sectoriales de la Junta de Extremadura.

Intervenciones

Manuel Bejarano, gestor de proyectos de la empresa que lidera esta iniciativa, adelantó los datos sobre las actividades en ejecución en las 3 parcelas piloto de ensayo: la hectárea de alcornocal adulto situada en el propio vivero de Rueda Chica, la parcela de actuación sobre una reforestación de los años 90 en la finca Azagala, y la plantación completamente nueva de una hectárea con varios marcos en la finca Ballesteros.

Tras él, intervinieron los socios principales del proyecto. Por parte de la Asociación de Propietarios de Monte Alcornocal de Extremadura (APMAE), María Teresa González; de Administraciones Rurales, Antonio Tarruella; y de Jogosa Obras y Servicios, José Paniagua. Los 3 subrayaron la importancia de aunar fuerzas “en un proyecto muy importante para la región”, que pretende “resolver el problema de un posible desabastecimiento en el futuro de la industria corchera” y “recuperar la dehesa y aportar valor a zonas marginales de regadíos, desde el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad”.

A continuación, José Luis del Pozo, jefe del Servicio de Ordenación y Gestión Forestal de la Junta de Extremadura, expuso el trabajo que se viene realizando en la materia. Destacó la importancia de resolver el problema de desabastecimiento y de “generar soluciones para estas zonas marginales de regadíos cuyos cultivos actuales requieren de unos grandes recursos”. Además, explicó las actuaciones que el servicio está llevando a cabo para promocionar los diferentes aprovechamientos forestales en paralelo al corcho, como son el pino piñonero o la madera, entre otros.

Posteriormente, Laura Luquero, de la empresa TRAGSA, explicó el ensayo previo que han realizado y que ha dado como resultado la plantación de alcornocal ya adulto del vivero de Rueda Chica (1ª parcela de ensayo en este proyecto). De ella se han seleccionado las plantas que han sido clonadas para las nuevas plantaciones del proyecto. Además, contó que los individuos a plantar en la parcela de Azagala provienen de un estudio de resistencia a la seca, enfermedad provocada por el patógeno Phytophtora cinnamomi y principal causante de la desaparición de especies como la encina y el alcornoque. En este caso, estas plantas seleccionadas como resistentes serán testadas en el escenario del proyecto, en una parcela donde ya se ha aislado y demostrado la presencia de este patógeno, y que se espera dé una respuesta positiva en cuanto a su supervivencia.

Adrián Montero, Ingeniero de Montes del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal de CICYTEX, reflexionó sobre la importancia de aclarar que el cultivo de alcornoques para la producción de corcho tal y como se está planteando se encuentra lejos de poder compararse con otros cultivos leñosos en intensivo y con fertirrigación como el olivo o el almendro, ya que el objetivo no es lograr un incremento en la producción por superficie sino un aseguramiento de la supervivencia y un adelanto en el tiempo de las primeras producciones. Además, las dosis de riego están muy por debajo de estos otros cultivos y el riego pretende ser un apoyo en edades tempranas para asegurar la supervivencia. Montero volvió a remarcar la importancia de utilizar tierras marginales de regadíos para plantear la posibilidad de este tipo de cultivos, siempre de la mano de un cambio de mentalidad y de gestión, por parte de los propietarios y de la administración y adaptada a los nuevos conocimientos científicos que se generen. Indicó que los trabajos que se están realizando en la finca de Azagala pretenden medir parámetros como la capacidad de rebrote en árboles sin porvenir y cicatrización de las heridas de poda en entornos de fertirrigación tras actuaciones culturales habituales en secano, y cuyos comportamientos no han sido aun nunca testados en regadío.

Por su parte, Alfredo Ortiz, Ingeniero Técnico Forestal también del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal, expuso los estudios sobre Phytophtora cinnamomi que han sido realizados en las 3 parcelas. Tras la toma de muestras en todas ellas, “se ha logrado aislar el patógeno, de forma mucho más prominente en Azagala”, y esperan poder observar su evolución con el fertirrigación. En este caso concreto, “la normativa ha de adaptarse a estos nuevos entornos, ya que, por ejemplo, no existen actualmente productos permitidos para el posible tratamiento de enfermedades de alcornocales en fertirrigación”.

Por último, Juan Manuel Pérez, Ingeniero Agrónomo del Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden-Valdesequera (centro adscrito a CICYTEX), explicó a pie de plantación las instalaciones de fertirrigación y sensorización. Hubo oportunidad de observar en directo cómo se ha elegido el ensayo de diferentes tipos de riego y cómo se está midiendo su resultado para recabar la información hasta finales de 2023, donde se pretenden recopilar las conclusiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.