INTERPORC impulsa un plan con 8 líneas estratégicas para abordar los retos de futuro del sector porcino

La Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha elaborado un Plan Estratégico Sector Porcino, en el que define 8 líneas estratégicas con las que abordar los retos de futuro que se presentan.

El documento ha sido presentado por su director, Alberto Herranz, junto a Pedro Rodrigo y Miguel Sabater, responsables de la iniciativa Future of Food. En palabras de Herranz, pretende ser una hoja de ruta que “mitigue los impactos a los que se enfrenta el sector y nos prepare para competir en el nuevo escenario que se avecina”.

Un escenario que, según ha explicado el director de INTERPORC, viene marcado por el cambio de tendencia experimentado en el año 2022, tras un período de crecimiento sostenido durante la última década (+4% anual entre 2010/21). En el último año, asistimos a un importante aumento de los costes de producción y el consiguiente descenso de la producción, derivados, entre otras cuestiones, de la guerra en Ucrania y las consecuentes dificultades en el comercio internacional o el suministro de materias primas.

Pero también, ha añadido, “nos enfrentamos a dos grandes retos: las nuevas exigencias regulatorias en materia de bienestar animal y de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero; y el aumento de la intensidad competitiva mundial de otros mercados exportadores”.

Ante este panorama, el sector porcino español, ha apuntado Herranz, “precisa de una transformación para alcanzar su aspiración estratégica de converger hacia un modelo de sostenibilidad, resiliencia, competitividad e innovación que lo mantenga como referente mundial y el principal sostén de la soberanía alimentaria europea. Esa es la razón de ser de este plan”.

No obstante, ha matizado el director de INTERPORC, el Plan Estratégico Sector Porcino “requiere de la involucración activa de todos los agentes sectoriales para su consecución con éxito, así como implementar un conjunto de iniciativas críticas de ámbito individual y sectorial”.

8 líneas estratégicas, 22 iniciativas

El Plan Estratégico Sector Porcino, según ha explicado Miguel Sabater, concreta 8 líneas estratégicas: potenciar la imagen y la reputación del sector; fortalecer las políticas de bioseguridad; impulsar el desarrollo de productos y de mercados de alto valor; transformar la configuración de la cadena de valor hacia un modelo más competitivo, sostenible y resiliente; atraer, desarrollar y retener el talento necesario; activar la inversión en I+D+i en sostenibilidad y producto; y potenciar la economía circular en toda la cadena de valor e impulsar nuevas fuentes de negocio para el sector a futuro.

Junto a estos 8 objetivos, se definen además “22 iniciativas independientes, ejecutables y transversales a todo el sector”, que permitan desarrollarlos.

Sabater ha enfatizado en que “poner en marcha estas líneas estratégicas no solo significará una fuente adicional de ingresos, sino también de una excelente oportunidad para mejorar la reputación sectorial. Al adoptar prácticas sostenibles y promover la utilización eficiente de los recursos, podemos asegurarnos de que el sector sea reconocido como líder en la economía circular en España”.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.