Japón importó casi 960.000 toneladas de carne de cerdo fresca y congelada en 2019, un 3,7% más que el año anterior, según el Ministerio de Finanzas de Japón. A pesar de un año que ha visto una dramática inflación de los precios de la carne en otras partes de la región, los precios a Japón se han mantenido estables.

Canadá y los EE.UU. compiten en el mercado japonés, con una participación de mercado de alrededor del 25% cada uno, aunque Canadá obtuvo algunas ganancias en 2019. España y Dinamarca tienen una participación de alrededor del 12%, seguido de México con el 10%. Japón sigue siendo un mercado de alto valor y prioridad.

La producción en Japón ha sido plana en los últimos años y fue de 894.000 toneladas en los 12 meses hasta noviembre de 2019. La este Porcina Clásica (PPC) ha provocado algunos sacrificios de cerdos. Es posible que el aumento de las importaciones en 2019 haya sido para la creación de existencias como una red de seguridad contra la cercana amenaza de la Peste Porcina Africana (PPA). Las existencias han crecido un 30% en el último año en más de 210.000 toneladas en noviembre de 2019. El crecimiento de las existencias supera el crecimiento de las importaciones. Los precios minoristas internos han estado cayendo, lo que podría indicar una demanda débil.

En septiembre de 2018, Japón informó de PPC en cerdos por primera vez desde 1992. Desde entonces, se han reportado casos de PPC regularmente. Hasta el 20 de enero, ha habido 53 brotes de PPC y se han reportado 1.373 casos adicionales en jabalíes, desde los inicios de los brotes.

Hasta la fecha, los Servicios Veterinarios de Japón han descartado la aparición de PPA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.