La industria porcina rusa se ve obstaculizada por la peste porcina africana (PPA), ya que los brotes del virus en el pais ruso están impidiendo que los productores exporten más a los lucrativos mercados asiáticos, dicen los expertos de la industria.

Rusia reportó por primera vez la PPA en 2007 y ha registrado más de 1.300 casos desde entonces, ya que la enfermedad se ha propagado desde la región del Cáucaso del sur hasta la región noroeste del país y Siberia en el este.

La propagación ha coincidido con los esfuerzos rusos para impulsar la producción local en un intento por sustituir las importaciones de carne de cerdo de la Unión Europea que han sido prohibidas desde 2014.

Ayudados por los subsidios estatales, los productores rusos ahora satisfacen el 95% de la demanda local, pero a medida que la cantidad de carne de cerdo producida localmente ha aumentado, los precios nacionales han disminuido.

“Hemos llegado al punto en que desarrollar el sector aún más sin exportaciones significativas se vuelve difícil y miope estratégicamente”, dijo Yuri Kovalev, jefe de la Unión Nacional de Criadores de Porcinos de Rusia.

Cherkizovo, uno de los tres principales productores de Rusia, dijo que el precio promedio de venta de sus productos fue un 5,3% más bajo en la primera mitad de 2018 que en el año anterior.

El valor de las ventas de carne de cerdo en Rusagro, otro gran productor, cayó un 6% en el primer semestre de 2018 en comparación con 2017 debido a la bajada de precios.

Cherkizovo y Rusagro, junto con el otro gran productor Miratorg, controlan en conjunto el 20% del mercado de Rusia, según la Unión Nacional de Criadores de Porcinos.

Las tres empresas, que han sido afectadas por el virus en años anteriores, quieren seguir expandiéndose, pero afirman que los brotes de la enfermedad están socavando sus perspectivas en el extranjero.

Miratorg, cuyo crecimiento en la producción de carne de cerdo se desaceleró un 1,5% en 2017, desde el 6% en 2016, dijo que la enfermedad era “ciertamente uno de los principales obstáculos para expandir las exportaciones y abrir nuevos mercados”.

Al menos 105 brotes se registraron en Rusia en 2018, de los cuales 55 fueron en granjas de gran producción, dijo el regulador de la agricultura rusa, Rosselkhoznadzor.

Mercados exteriores

Rusia ya vende algo de carne de cerdo al exterior, con exportaciones que aumentaron más del 20% en 2017 llegando a las 70.000tn, pero eso sigue siendo una pequeña fracción del comercio mundial anual de carne de cerdo, que asciende a 8 millones de toneladas.

“Los volúmenes de exportación son muy pequeños en comparación con el potencial que Rusia tiene”, dijo Miratorg, que produjo 415.000 toneladas en 2017 y tiene planes de duplicar la capacidad para 2023.

Los principales mercados de exportación de Rusia son los antiguos países soviéticos, con algunos suministros que van a África y al sureste de Asia, dijo Kovalev.

Asia es el mercado más atractivo, ya que los precios son un 20-30% más altos que en Rusia, dijo Sergey Beiden, analista de Renaissance Capital.

Pero China, el mayor consumidor y productor de carne de cerdo del mundo, está luchando contra sus propios brotes de PPA y, por el momento, ofrece perspectivas limitadas para los productos de carne de cerdo rusos.

Cherkizovo dijo que era “altamente improbable que en este entorno cualquier región rusa obtenga un permiso para exportar a China en el corto plazo”.

Sergei Yushin, presidente de la Asociación Rusa de la Carne, también dijo que espera que China ajuste sus regulaciones de importación. Pero agregó: “Todavía tenemos potencial para aumentar los volúmenes de exportación a los mercados existentes”.

Por ahora, Rusagro, que ha invertido mucho en un complejo de producción de carne de cerdo en el Lejano Oriente de Rusia, ha dicho que no ampliará la capacidad hasta que se abran más mercados de exportación.

Rusia y China no están solos en la lucha contra la enfermedad. Bélgica informó en septiembre de su primer brote de PPA desde 1985, mientras que cientos de miles de cerdos ya han sido sacrificados en Europa del Este debido al virus.

Pero Kovalev dijo que los esfuerzos de Rusia para enfrentar la PPA podrían generar confianza entre los compradores extranjeros de carne de cerdo rusa.

Cherkizovo dijo que había invertido más de 2 mil millones de rublos (30 millones de dólares) para proteger sus instalaciones porcinas de enfermedades durante los últimos dos años, mientras que Miratorg dijo que gasta decenas de millones de rublos cada año en tratamientos sanitarios.

Actualidad en China

China eliminó las restricciones en un área en Shenyang, provincia de Liaoning, donde se detectó el primer brote de peste porcina africana del país, además, tiene previsto levantar las restricciones en un área en la provincia central de Henan, donde se produjo el segundo brote de fiebre porcina africana el mes pasado, dijo el sábado el Ministerio de Agricultura.

Las áreas infectadas habían sido selladas durante seis semanas desde de que la enfermedad altamente contagiosa fuese reportada, y no han presentado nuevos casos.

El principal productor de carne de cerdo del mundo ha visto un flujo constante de brotes desde que se informó el primer caso a principios de agosto.

Las autoridades prohibieron el transporte de cerdos vivos y productos porcinos de las regiones limítrofes donde se reportaron la presencia de PPA, cerraron los mercados en vivo y prohibieron el uso de alimentos derivados de la sangre de cerdo en un intento por contener la enfermedad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.