Los precios del cerdo chino continua con su tendencia al alza alcanzando niveles récord desde agosto.

Los precios al por mayor también son extremadamente altos. En la cuarta semana de octubre los precios fueron más del doble que las mismas fechas del año pasado. La disminución de los suministros debido a la actual crisis de la Peste Porcina Africana, combinada con la demanda máxima debido a los períodos de vacaciones, ha impulsado el aumento de los precios.

Las autoridades chinas están tomando una serie de medidas para sofocar los precios del cerdo. Parte de la carne de cerdo ha sido liberada de las reservas nacionales, y algunas compras de carne de cerdo de consumidores de bajos ingresos han sido subsidiadas.

El gobierno también ha hecho que la recuperación del censo porcino sea una prioridad. Según los informes, se ha alentado a las provincias locales a acelerar los procesos de permisos, reducir las tasas de intereses y rebajar la regulación ambiental para ayudar a la expansión.

Las autoridades chinas se centran en apoyar la expansión de productores integrados a gran escala. El gobierno central ya ha anunciado subsidios y préstamos a productores a gran escala para cubrir hasta el 30% de los costes de construcción. Sin embargo, es probable que la expansión en granjas de escala media (1.000-5.000 cabezas) sea limitada, debido a un alto nivel de deuda y la falta de fondos disponibles. Por lo tanto, es probable que haya un cambio desde producciones pequeñas hacia una producción comercial a mayor escala.

Si bien, se espera que las granjas de mayor escala experimenten un cierto crecimiento, compensando la liquidación de producciones más pequeñas. Una vacuna eficaz frente a la PPA continua siendo difícil en la actualidad, por lo que la reposición del censo sigue siendo un desafío. El USDA todavía pronostica una caída adicional del 25% en la producción de carne de cerdo china en 2020, que continua a una caída prevista del 14% este año.

Las importaciones de carne de cerdo desde China fueron particularmente fuertes en el tercer trimestre, con un aumento del 55% en el año, totalizándose en 775.700 toneladas. Es probable que los altos volúmenes de importación continúen. Las festividades de otoño agotaron los inventarios, y la dificultad de recuperar el censo continúa contribuyendo a un déficit de suministro.

China también se ha movido en los mercados internacionales para facilitar la importación de grandes volúmenes de carne de cerdo. Esta semana, las autoridades chinas anunciaron que se levantaría la suspensión temporal de las importaciones de carne de cerdo de Canadá. Además, otras 7 plantas brasileñas también recibieron aprobación para suministrar subproductos cárnicos de cerdo.

Estos desarrollos, se produjeron tras el anuncio del mes pasado de que un volumen establecido de carne de cerdo estadounidense podría importarse sin los aranceles adicionales de que impusieron. Sin embargo, no está claro cuánto y cuándo se le permitiría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.