La primera semana del año tuvo el coraje de subir el precio en 0,02€. Sin embargo, el aumento de precio no se debió a que el cerdo ahora rinda más, ni a que haya escasez de cerdos. Lo más probable es que tenga que ver con la oferta, que prevén que continúe disminuyendo en las próximas semanas.

Aún hay suficiente oferta y el precio de las piezas, especialmente los cortes más nobles, continúan cayendo. El lomo de cerdo cayó de 0,35-0,40€, y algunas otras piezas como las costillas también cayeron de 0,04-0,07€, sólo los jamones aumentaron en 0,05€. Si los mataderos no tuvieran un gran margen, esto se habría traducido directamente en un precio del cerdo más bajo.

Aunque no se puede decir lo mismo de Alemania. Después de 2 semanas en las que el número de sacrificios fue de alrededor de 550.000 animales/semana y el peso de sacrificio fue de 102 kg, muchos cerdos todavía están esperando ser sacrificados. Pero es dudoso que estos números sean tan grandes como a veces se sugiere. Según los cálculos, antes de Navidad el excedente era de 700.000 cerdos y en las semanas navideñas se sacrificaron muy poco, sobre 300.000 cerdos/semana, ahora debería haber más de 1 millón de cerdos en espera. Sin embargo, para los productores porcinos alemanes todo parece estar bien. Hay que tener en cuenta que también se importan muchos menos cerdos, ya que cada semana, 15.000 cerdos menos de los Países Bajos, pero también de Dinamarca y Bélgica, llegan a Alemania. Los cerdos pesados ​​también se exportan desde Alemania a países como Italia, así que el número de cerdos “esperando” que todavía están ahí, podrían ser menos de medio millón. Sin embargo, estos cerdos todavía tienen que ser sacrificados, pero esta situación puede ser más llevadera, ya que el suministro “normal” también está disminuyendo debido a una importación de lechones que ha estado en niveles bajos durante meses. En general, llevará un tiempo, pero previsiblemente pasado un mes, todo podría volver a cifras normales, las cuales se anticipan a las que esperábamos a finales del año pasado.

En el mercado holandés de lechones, el enfoque es al alza, pero no porque haya escasez de lechones, sino porque en las últimas semanas se ha exportado un menor número debido a las fechas navideñas. Los productores quieren y esperan un precio más alto, y prevén algo sobre los 30€/animal en algo más de un mes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.