Loading

Perspectivas de crecimiento moderado y existencias ajustadas en el mercado de cereales

Según las estimaciones del Consejo Internacional de Cereales (IGC), la producción de cereales en 2023/24 se prevé en 2.304 millones de toneladas, una reducción de 6 millones de toneladas respecto a la previsión del mes anterior, a pesar de ello, sugieren un aumento del 2% interanual en la producción.

Las perspectivas de consumo también se reducen respecto al mes anterior, hasta las 2.306 millones de toneladas, en parte, debido a un número menor para alimentación, pero también debido a ajustes más amplios en las estimaciones para otros usos como piensos e industriales, lo que da como resultado una proyección de existencias mayor, a pesar de ello, supondría un crecimiento del 1% interanual, eclipsando ligeramente el aumento de la oferta, por lo que las existencias finales se contraerán hasta alcanzar un mínimo de 8 temporadas, de 599 millones de toneladas.

Los volúmenes comercializados a nivel mundial se evalúan más altos respecto al mes anterior, con mejoras para el maíz y el trigo, aunque mantiene una caída interanual del 1%.

Este informe incluye el 1º conjunto completo de proyecciones de oferta y demanda para 2024/25. A pesar de un remanente ligeramente menor, se prevé que los suministros de cereales (producción + existencias iniciales) aumenten un 1% interanual, impulsados por una cosecha potencialmente de récord, fijada en 2.332 millones de toneladas. Esta previsión también refleja un aumento del consumo y una bajada en el comercio mundial.

El subíndice de trigo refleja una bajada del 5,6% respecto al mes anterior, y del 22,7% respecto al año pasado, debido principalmente a la dura competencia sostenida por los exportadores.

El subíndice de la cebada, por las mismas condicionantes que el trigo, refleja una bajada del 3,1% respecto al mes anterior, y del 27% respecto al año anterior.

El subíndice de maíz, al contrario, ganó un 2%, aunque todavía un 32% menos que el año anterior, consolidando un poco las fuertes pérdidas de meses anteriores.

El subíndice de soja se fortaleció un 4% intermensual, pero mantienen una reducción del 24% respecto al año anterior. Impulsado actualmente por las mayores preocupaciones sobre la disminución de las perspectivas de las cosechas brasileñas.

Como reflejo de una cifra rebajada para Brasil, la producción mundial de soja en 2023/24 se prevé ligeramente inferior, en 390 millones de toneladas, pero un aumento del 4% interanual. Las perspectivas para el comercio se reducen en 2 millones de toneladas, hasta 166 millones (-3% interanual).

Las proyecciones provisionales para 2024/25 apuntan a una cosecha mundial mayor, y aunque se prevé una utilización récord, también se prevé una mayor acumulación de existencias. Impulsada por el aumento de la superficie cultivada y los mejores rendimientos en Argentina, Brasil y EE.UU., se proyecta que la producción mundial alcanzará un máximo en 2024/25, con una subida del 6% interanual.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.