PORCAT pide extremar las medidas de prevención en la importación de animales vivos

PORCAT ha reclamado al Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació (DARP) extremar las medidas de prevención en la importación de animales vivos de la especie porcina para evitar la entrada de la Peste Porcina Africana (PPA) en Cataluña, en una reunión mantenida el miércoles en Vic.

Los productores de porcino expresaron su preocupación a la subdirectora de Ganadería del DARP, Mercè Soler y al jefe del Servicio de Prevención en Salud Animal, Núria Ribas en un momento en que las importaciones de animales vivos se han disparado en Cataluña y la PPA ha llegado a Alemania.

PORCAT también considera esencial la coordinación entre oficinas comarcales para aplicar los mismos criterios de bioseguridad en las granjas y detener así el avance de la PPA. «En estos momentos, es fundamental que el sector y la administración sigan yendo de la mano y trabajen conjuntamente para prevenir la entrada de la enfermedad en nuestro país», defendió Ricard Parés, director de PORCAT.

Tampoco quisieron desaprovechar el momento para recordar al Departament la importancia de regular la sobrepoblación del jabalí, que continúa aumentando en niveles altos en varios puntos de Cataluña. PORCAT pidió la elaboración de un plan de reducción de jabalí. Un documento realizado por un organismo externo, con la coordinación de todas las administraciones (catalana, española y francesa) y con unos objetivos a largo plazo.

La entrada de la PPA en Alemania hace previsible un cambio en el comercio internacional

La llegada de la PPA en Alemania era previsible. En un momento en que la enfermedad avanzaba linealmente, era cuestión de tiempo que llegara al país. Esto ha provocado que varios países hayan cerrado fronteras para sus productos generando un posible superávit de carne en Alemania.

En un informe publicado por el Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) se advierte que un posible excedente de carne de cerdo alemán podría afectar negativamente las exportaciones de España, ya que Alemania se vería obligada a bajar los precios para conquistar el mercado europeo.

Para evitar una afluencia masiva de importaciones de cerdos vivos para sacrificar a un precio más bajo, el gobierno español tiene la intención de reforzar las medidas de control en la frontera para mantener la salud de los cerdos españoles, según anuncia la USDA en su informe . También indica que el gobierno tomará medidas para garantizar que la carne de cerdo de Alemania no se desvíe por España, ya que esto podría tener graves consecuencias para las exportaciones españolas.

A efectos económicos, la entrada de la PPA en el país germano ha tenido graves consecuencias como la cascada de cierre de fronteras para los productos de porcino de Alemania. Corea del Sur fue la primera en tomar esa decisión, y posteriormente le siguieron China, Japón, Argentina y Singapur. Una lista que sigue creciendo ya que se han ido sumado México, Brasil y Sudáfrica.

No obstante, para los productores locales, desde el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania, se está desarrollando algunas medidas para reducir los efectos económicos, como la de destinar apoyos para impulsar la economía de los porcicultores locales.

Más apoyo en la implementación de los requisitos medioambientales

El sector porcino está viviendo unos años de continua adaptación y cambios debido a la progresiva introducción de nuevos requisitos medioambientales en las explotaciones. Hasta un total de once nuevas obligaciones deberán cumplir las granjas en los próximos dos años, fruto de las normativas establecidas por el DARP, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Unión Europea.

Durante el encuentro, la Asociación también exigió al Departament su «implicación» para informar al sector correctamente sobre las nuevas medidas, además de evitar que acaben convirtiéndose en otro trámite burocrático para las explotaciones ganaderas.

Recordemos que durante este año 2020, las granjas han tenido que cumplir con siete nuevas exigencias: el uso del GPS para la aplicación del purín, la prohibición de la aplicación del purín con abanico, el uso del conductímetro en la aplicación del purín, la detección de fugas en las balsas de purines, la Declaración Anual de Nitrógeno (DAN), la aplicación del asesor de fertilización y el código de buenas prácticas.

A todo esto habrá que añadirle la normativa europea de aplicación de las mejores técnicas disponibles (MTD s), que entrará en vigor en febrero de 2021. Un buen número de obligaciones que se han implementado en un periodo de tiempo relativamente corto y que han supuesto un incremento muy considerable de tareas administrativas y gastos económicos para las explotaciones.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.