En 2020, el consumo de carne de cerdo en Rusia alcanzó los 27 kg per cápita, el nivel más alto en los últimos 30 años, según mostró una investigación realizada por el banco estatal ruso Rosselkhozbank.

La demanda general de carne de cerdo en el mercado ruso el año pasado subió un 4% en comparación con 2019, hasta las 4,08 millones de toneladas, según los cálculos de Rosselhozbank. La carne de cerdo representa el 36% del consumo de carne en Rusia, quedando solo por detrás de la carne de ave, con un 44%, según informó el banco.

“Es probable que el crecimiento continúe y se espera que el consumo de carne de cerdo crezca un 3% en 2021”, dijo Andrey Dalnov, Director industrial de Rosselhozbank.

El consumo de carne de cerdo cayó tras el colapso de la Unión Soviética

El consumo de carne de cerdo en Rusia cayó drásticamente en la década de 1990 tras el colapso de la Unión Soviética, cuando las operaciones de la industria se vieron interrumpidas en gran medida. La demanda comenzó a crecer nuevamente en la década de 2000, en gran medida, gracias al creciente poder adquisitivo de la población rusa. Sin embargo, el potencial del mercado interno está cerca de su máximo, según los analistas. Dalnov añadió que “la demanda interna dejará de impulsar el crecimiento de la industria, como lo hizo hace 5-10 años”.

Según Rosselhozbank, es probable que la producción de carne de cerdo en Rusia crezca más rápido que el consumo en 2021. A medida que entren en funcionamiento nuevos proyectos en la industria porcina, se prevé que el rendimiento de la producción de este año crezca en 170.000 toneladas, en comparación con 2020, alcanzando los 4,44 millones de toneladas.

El Covid-19 ayuda al aumento del consumo de carne de cerdo

La pandemia de la Covid-19, que encerró a las personas dentro de sus hogares, estimuló la demanda de carne de cerdo en Rusia, dijo Yuri Kovalev, Presidente de la Unión Rusa de Productores de Cerdo (RUPP).

De hecho, el cerdo es el único tipo de carne cuyo consumo ha aumentado en los últimos 5 años, dijo Kovalev. Dijo que el aumento de la producción nacional presiona los precios: “Los precios se mantienen planos, pero dada la inflación, están cayendo”. Agregó que en el primer semestre de 2020, los precios minoristas en promedio caerán un 10%.

El cerdo también se está volviendo más atractivo en cuanto a precio en comparación con otras producciones en 2021. Desde principios de año, el precio promedio de la carne de cerdo deshuesada aumentó un 4%, mientras que el precio promedio de la carne de ave aumentó un 17,3% durante el mismo período, dijo Rosselhozbank.

Acercamiento al techo de consumo de carne de cerdo

Parece poco probable que el consumo de carne de Rusia en general, así como el de carne de cerdo crezcan mucho más. Según Kovalev, el consumo de carne de Rusia es de 77 kg per cápita, muy superior al promedio mundial de 40 kg per cápita, y bastante cercano al nivel europeo, que oscila entre 75-85 kg, según el país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.