Aunque la mayoría de los pronósticos indican que la industria porcina de Kazajistán se está extinguiendo, la Unión de Criadores de Porcino de Kazajistán adoptó recientemente un programa de desarrollo dirigido a un aumento significativo de las capacidades de producción con oportunidades de exportación.

En el plan, Rusia y China serían los principales objetivos de las exportaciones. Para 2025, la Unión de Criadores de Cerdos de Kazajistán espera establecer una exportación de carne de cerdo de alrededor de 100.000 toneladas por año. Con la mejora de la efectividad y la reducción de los costos de producción, un precio de exportación de alrededor de 3,5$/kg sería un gran negocio para los criadores de cerdos de Kazajistán, dijo Viktor Lim, presidente de la Unión de Cerdos de Kazajstán. El plan requiere aumentar la población de cerdos domésticos en 1,2 millones de cabezas.

Para la carne de cerdo, el modelo indio podría ser un ejemplo

En una entrevista con Forbes Kazajistán, el Sr. Lim habló sobre el futuro de la industria porcina en el país predominantemente musulmán. Él insinuó que para Kazajistán sería posible seguir un camino similar al de la India, donde la mayoría de la gente no come carne de cerdo. Sin embargo, dijo Lim, el país es uno de los principales exportadores de este tipo de carne en el mercado global. Ese es un modelo en el que Kazajistán podría pensar con respecto a los cerdos, explicó.

Además del optimismo, está el programa de desarrollo agrícola de 2017, adoptado por el gobierno nacional, que incluyó algunas ayudas estatales a los criadores de cerdos por primera vez en muchos años.

La imagen de la producción porcina no es demasiado rosa

Actualmente, el panorama de la producción porcina no es demasiado atractivo. La población de cerdos del país se ha ido reduciendo gradualmente en las últimas 2 décadas. Aunque no se han reportado brotes de peste porcina africana (PPA), la cantidad de cerdos del país disminuyó de más de 3 millones en principios de la década de 1990 a poco más de 800.000 en 2017.

En 2017, la industria porcina de Kazajistán ascendió a 94.000 toneladas. No hubo ningún suministro de exportación, y el país incluso importó 2.400 toneladas para satisfacer la demanda interna.

Los ciudadanos kazajos consumen menos carne de cerdo

La razón principal de la tendencia general a la baja está relacionada con el aumento de la población, dijo el Sr. Lim. La proporción de musulmanes en Kazajistán crece constantemente, lo que significa que los ciudadanos consumen más cordero, carne de caballo y menos carne de cerdo. Además, el gobierno y el sector bancario se han vuelto menos tolerantes con la industria porcina.

El negocio porcino kazajo en general no es muy productivo. Dijo que en Kazajistán, las cerdas alcanzan en promedio 7-9 lechones por cerda/año, alcanzando una tasa de producción de alrededor de 1.000 kg/año. Además de eso, hay una falta de cerdos reproductores y la relación de conversión de alimento deja mucho que desear.

El Sr. Lim declaró que la eficiencia del negocio porcino debe ser mejorada. El progreso está en marcha, ya que hay una gran granja de cría en construcción en el país por 190 millones de dólares, lo que podría mejorar significativamente el suministro genético en la industria. También hay un excedente de grano en el mercado interno, que ofrece muchas oportunidades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.