En junio de 2022, Ucrania importó 9.000tn de carne de cerdo, 4 veces más que en junio de 2021, mientras el país continúa luchando contra las interrupciones de su producción porcina nacional.

Según estimaciones del Club Ucraniano de Negocios Agrícolas (UCAB), las importaciones de carne de cerdo de Ucrania aumentaron un 46% en comparación con mayo de 2022. El país importa carne de cerdo de la Unión Europea, principalmente de Polonia, Dinamarca y los Países Bajos.

Modificaciones de impuestos

En cierta medida, el aumento de las importaciones de carne de cerdo está asociado a la decisión del gobierno de restablecer el IVA y los aranceles sobre la carne de cerdo importada a partir del 1 de julio, explicó Maxim Gopko, analista de la UCAB. A la luz de esto, algunos importadores se apresuraron a hacer una reserva de carne de cerdo.

En los años anteriores, Ucrania tenía una cuota de importación libre de impuestos de 20.000tn de carne de cerdo al año. Para estabilizar el mercado interno, este año se abolieron el IVA y los derechos de importación sobre la carne de cerdo, por lo que de enero a mayo, Ucrania importó 22.300tn de carne de cerdo.

Granjas porcinas afectadas por las hostilidades de la guerra

Otro factor importante que contribuye al crecimiento de las importaciones es una caída en la producción nacional, ya que los productores porcinos de las regiones del este y sur de Ucrania tuvieron que abandonar temporalmente el mercado, dijo Gopko. Como resultado, los precios mayoristas se dispararon.

Hasta el 20% de las capacidades de producción porcina en Ucrania se encuentran actualmente en territorios controlados por las fuerzas rusas. Además, numerosas granjas en otras partes de Ucrania sufren múltiples desafíos, como apagones y escasez de mano de obra.

Alimentación más barata

“En un futuro cercano, los precios de la carne de cerdo y otros productos alimenticios en Ucrania crecerán debido a la alta inflación. Pero el coste de la carne depende significativamente del precio del alimento, que en Ucrania sigue siendo más barato en comparación con el promedio mundial. Además, un aumento de las importaciones en junio respaldaría la demanda interna y no permitirá que los precios subiera rápidamente”, agregó Gopko.

En junio, la Asociación Ucraniana de Criadores de Cerdos informó que el precio del alimento en algunas partes de Ucrania casi se redujo a la mitad debido a la proximidad de las hostilidades.

Los precios se han desplomado debido a un exceso de oferta, ya que Ucrania produce más cereales de los que el mercado interno puede consumir, y los agricultores del sureste a menudo se apresuran a deshacerse de las existencias de cereales para obtener dinero y mantener su actividad.

Por otro lado, el abastecimiento de alimentos en algunas regiones se ha vuelto complicado para los productores de cerdos debido a la destrucción de la infraestructura de transporte y el caos logístico, según comunicó la Asociación de Criadores de Cerdos.

LA INDUSTRIA PORCINA DE UCRANIA SE ENCUENTRA EN ESTADO CRÍTICO

La invasión rusa ha puesto en peligro la industria porcina de Ucrania, ya que en los territorios ocupados se encuentran grandes industrias de cría, sacrificio y procesamiento, dijo Daniil Getmantsev, jefe del comité financiero de Verkhovna Rada tras una reunión con la Asociación de la Industria de la Carne de Ucrania el pasado 7 de junio.

“Desafortunadamente, ha surgido una situación crítica para las industrias de carne y cerdo de Ucrania”, dijo Getmantsev, y agregó que las cosas eran tan difíciles que la seguridad alimentaria nacional de Ucrania estaba en juego. “Como resultado de la agresión militar de Rusia, una parte importante de las grandes empresas dedicadas a la producción porcina y al procesamiento de carne de cerdo terminaron en la zona de combate y en los territorios temporalmente ocupados”.

Zonas de alto riesgo

En las primeras semanas de la guerra, las interrupciones en la cadena de suministro y la desorientación general de los operadores del mercado parecían amenazar a toda la industria porcina ucraniana, dijo Oksana Jurchenko, directora de la Asociación Ucraniana de Cría de Cerdos, y agregó que los pronósticos apocalípticos, afortunadamente, no estaban destinados a hacerse realidad.

“Actualmente, se ha formado una cierta regionalización de las zonas de alto riesgo en el este y sureste del país, donde se encuentran las granjas que proporcionaron el 23% de la producción industrial de carne de cerdo el año pasado”, dijo Jurchenko y agregó que las granjas en 5 regiones donde las hostilidades están ahora localizados se encuentran en condiciones difíciles, ya sea bajo ocupación o situadas cerca de los combates.

“En tales circunstancias, las granjas están total o parcialmente aisladas logísticamente sin acceso a la venta de cerdos para sacrificio, privadas de la oportunidad de reponer el capital de trabajo y en consecuencia, de comprar alimentos y medicamentos veterinarios”, dijo.

Miedo a la escalada del conflicto

Por ejemplo, la región de Dnepropetrovsk es considerada por algunos operadores como una región de alto riesgo debido a los temores de una mayor escalada del conflicto, así como a una salida de consumidores y mano de obra, agregó Jurchenko.

Por otro lado, en el centro y el oeste de Ucrania, incluidas las regiones desocupadas de Kyiv y Chernihiv, la gran mayoría de los criadores de cerdos continúan trabajando como de costumbre. En estas regiones, los productores de cerdos no experimentan dificultades significativas con la compra de alimentos. Además, la mayoría de ellos ya han asegurado suficientes materias primas en caso de fuerza mayor, dijo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.