Pocos movimientos también de los precios europeos del despiece en diciembre. En España, la carne se ha mantenido totalmente estabilizada durante el mes; el temor a desabastecimiento por la huelga del transporte levantó las compras de carne por parte de la distribución comercial en la semana precedente a Navidad, antes de que la huelga fuera desconvocada. Después, la renovación de las restricciones por la Covid-19 provocó una ralentización de la demanda, tanto a nivel español como europeo, lo que motivó que la exportación intracomunitaria española, que había mejorado en volúmenes, se viera frenada en precios. Tan solo en Alemania e Italia el mercado de la carne ha sido positivo en diciembre, gracias a los impulsos de los tradicionales mayores consumos navideños. Pese a ello, las ventas en el mercado alemán se han quedado por debajo de lo esperado, de nuevo a causa de la Covid-19.

En América, la carne ha retrocedido en precios tanto en EE.UU. como en Brasil, y en Asia la carne de cerdo ha seguido también la estela bajista del cerdo en China, con descensos achacados a un consumo inferior a lo esperado, pese a los competitivos precios de la carne de cerdo. Ómicron le marca el paso a los mercados en todo el mundo.

Fuente: Interporc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.