Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Unió de Pagesos hace balance del sector porcino: Precios buenos en 2020, pero inciertos para 2021

En la rueda de prensa que ofreció Unión de Pagesos el pasado día 15 en su sede de Lleida (Segrià) para hacer balance de la situación del sector porcino, el responsable nacional del sindicato de este sector, Rossend Saltiveri, valoró que, a pesar el descenso importante del precio del cerdo a partir de marzo de 2020 debido a la situación por la Covid-19, el precio de la lonja de 2020 ha resultado positivo (1,33€/kg carne), aunque un 1,2% inferior respecto al del 2019.

Saltiveri ha apuntado que las perspectivas de mercado para el 2021 son muy diferentes respecto al año pasado: si el año 2020 comenzaba con un precio cercano a 1,50€/kg de carne, este año el precio está alrededor de 1,10€/kg de carne. El precio de este año está condicionado por una serie de incertidumbres como la propagación de la Peste Porcina Africana (PPA), las tensiones internacionales del mercado, la evolución de la Covid-19, el aumento de los costes de producción y el inicio de la recuperación del sector porcino en China; unas incertidumbres a las que se añaden las dificultades que debe encarar el ganadero catalán para cumplir con el Decreto de fertilización.

Un dato destacable del 2020, ha sido el aumento de un 51% de las exportaciones a países de fuera de la Unión Europea, según datos de Interporc, hasta septiembre de 2020 respecto del 2019 (un total de 1.200 millones de toneladas exportadas ), que se explica por la crisis del sector porcino en China debido a la PPA.

La expansión de las exportaciones porcinas europeas para cubrir la bajada del 30% de la producción que se calcula que ha sufrido China durante el periodo 2018-2020 debido a la PPA, se ha traducido en un período de bonanza para el sector porcino catalán. Los últimos meses de 2020, sin embargo, varios informes ya daban señales de recuperación de la producción china y seguro que eso, próximamente, se repercutirá en el mercado.

Europa tampoco se ha escapado de los efectos de la PPA: el sector sigue preocupado y en alerta por el incremento de importaciones de animales vivos en los últimos meses, con el riesgo que ello conlleva que sea un punto de entrada de la PPA. Hay que tener en cuenta, además, que los países del este de Europa y otros países como Bélgica, durante el 2018 y el 2019, y Alemania, en estos momentos, han tenido brotes de PPA en jabalíes. En el caso de Alemania, a pesar de no detectarse ninguna positivo en cerdo de granja, han visto como buena parte de los terceros países donde exportaban, han vetado el comercio, lo que ha provocado que desde septiembre de 2020 la Unión Europea cuente con un exceso de carne y derivados, procedente de los cerdos alemanes.

Otro factor incuestionable que ha condicionado el mercado del porcino en 2020 ha sido las consecuencias derivadas de la pandemia del Covid-19, por ejemplo, las limitaciones de sacrificios en mataderos europeos, y los cambios en los hábitos de consumo de la población, que provocan las restricciones para controlar la enfermedad, sobre todo, con las restricciones del canal HORECA.

En cuanto a aspectos de gestión de la granja, hay que destacar que el ganadero continúa trabajando para adaptarse a las demandas del consumidor y sigue invirtiendo de manera importante para mejorar el bienestar de los animales, para garantizar la seguridad alimentaria y para garantizar el respeto al medio ambiente a través del cumplimiento de las diversas medidas ambientales.

A veces, sin embargo, es la misma Administración la que no facilita el cumplimiento de la normativa que aprueba. Es el caso del Decreto 153/2019, de gestión de la fertilización del suelo y de las deyecciones ganaderas, cuyo cumplimiento resulta muy difícil a los ganaderos debido a retrasos de la misma Administración: por ejemplo, el retraso en la asignación del Nitrógeno de referencia no ha permitido la adaptación de los planes de gestión de deyecciones y la presentación de los planes individuales en el caso de los ganaderos que estaban incluidos en planes conjuntos; o, los requisitos establecidos para la verificación de las balsas hacen muy difícil y costoso el cumplimiento de esta obligación. Para resolver estos problemas y otros, y para garantizar una normativa que se pueda trasladar a la realidad de manera eficiente, Unió de Pagesos pide al Gobierno que trabaje en la modificación del Decreto de fertilización así como en el Decreto de Ordenación Ganadera, que sufre del mismo problema.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.